domingo, 13 de enero de 2013

Escuela nómada de cestería

¿Cómo era aquello de Mahoma y la montaña? Bueno, da igual, porque aquí ni lo uno ni lo otro, la cosa va de cestos, cursos y nomadismo. Resulta que a lo largo del último año, aparte de los cursos que he ido proponiendo en la escuela de Caballar, acá y allá grupos de amigos y conocidos se han ido juntando, contactándome y, entre unos y otro, organizando encuentros para dedicarnos a aprender algún tipo de técnica o cesto en que hubiera interés.
Curso nómada en Sóller (Mallorca)
Baleares, Asturias, País Vasco, Galicia o Cataluña han sido algunos de los lugares donde la cosa así ha funcionado. ¡Y muy bien!, o sea que se ha hecho bueno eso de que aprender y disfrutar van de la mano cuando son de verdad. Y visto esto pues se me ha ocurrido usar estas páginas blogeras para contarlo y dar un paso más allá anunciando que esta escuela nómada de cestería que se ha ido haciendo así sin pretenderlo, está a disposición de quien 'requiera sus servicios', desplazándose allá donde sea menester.
Curso nómada en Capdepera (Mallorca)
Como decía, funciona muy fácil: asociaciones, asociados; amigos, amigotes; conocidos, conocidillos, en fin, cualquier grupo que se junte con interés de aprender o hacer algo cestero y no le vaya bien ir a los cursos de Caballar puede contactar conmigo (es lo más fácil porque la sede de la escuela es una furgoneta y, al ser nómada, nunca se sabe bien dónde está) a través de email o teléfono y lo hablamos. Es una posibilidad interesante porque, además de escoger el tipo de cesto, construcción o técnica que se quiere hacer, a partir de un grupo de cinco o seis personas la cosa sale mejor económicamente para todos.
'Paners' elaborados en los cursos nómadas de Mallorca
Como puede que alguna de las propuestas le interesen a alguien por cercanía geográfica o cualquier otro motivo y quiera apuntarse, iré dando noticia de las actividades de esta escuela nomadística en un gadget especifico para ella a la derecha de este blog, ahí tendréis noticia de por qué y por dónde más o menos andará. Lo que no nace, no muere, así que no más deseo para esta Escuela Nómada de Cestería que rueda que el de que siga rodando.
Curso nómada de Orense

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ola.
Paréceme unha idea estupendísima!!!! Para os que nos quedas lonxe e con algunha dificultade para andar polos camiños tanto como quixésemos, pode ser unha boísima opurtinidade para cestear de novo contigo. Temos que facelo. Xa ando matinando nalgo.

Cristina.
MUAKIS.

Carlos Fontales dijo...

Me alegro de que te guste la idea, Cristina. A ver si cesteamos algo por allí. Besos